REGRESO AL PASADO

Anuncios

¿Quién está mejor de los tres? Pues, sin duda, el Atlético. Por eso está ahí, de líder, en la cumbre, sin aparente vértigo. Tras su gran partido en San Mamés, dejaba a un Athletic arruinado, desgastado, como un auténtico 'mirlo'. Pues, lejos de avasallarlo el Madrid, fue el equipo de Valverde el que le dio un soberano 'baño'  a los 'di-maría'. El equipo del deplorable 'tándem' pareció en muchos minutos del primer período un equipo menor, totalmente rendido al Athletic, que parecía un ave fénix, con Ander, Iturraspe y Rico como auténticos amos del campo, dejando en rídiculo a Modric y a Di María, dos jugadores que no son centrocampistas, porque el Madrid fichó a un bodrio llamado Illarra.

Francamente, me pareció un milagro que este Madrid de los 'ocho partidos invicto ante equipos modestos' diera tal sensación de vacío, de poca credibilidad. Nunca llevó el mando e incluso en ocasiones, al final de los dos periodos, pareció un equipo ínfimo, sin personalidad.

Hay dos jugadores culpables, que incluso demostraban su poca seriedad y su anarquía hacia el tablón de mando del 'tándem'. Naturalmente, fueron Sergio Ramos y Ronaldo, culpables absolutos del rídiculo blanco en San Mamés ante un Athletic que no tiene la décima parte del presupuesto Florentino. 

REGRESO AL PASADO

Marcelo, Ramos, Pepe y Carvajal reclaman una tarjeta a Ayza Gámez. (Foto: AFP)

Ramos y Ronaldo incluso dieron un espectáculo bochornoso, peleándose entre ellos. "Dos, dos" acusaba Ronaldo. Ramos le replicaba con cierto tono despreciativo. Finalmente fue Sergio quien dio un espectáculo esperpéntico. En la primera fase, amén de verse siempre sorprendido por arriba y por abajo, le hizo a Aduriz un penalti de libro, que el trencilla se comió. No sólo apartó a Adúriz. Es que encima le pisó. Luego, en la segunda parte, dio una exibición de que no es central, ni cosa que se le parezca.

Es un completo desastre, hasta el punto que le metió tanto miedo al 'tándem', que le apartaron al final en un costado y sacaron a Varane. Tal esperpento llegó hasta el delirio, con Ramos que le dio con la cabeza dos pases de gol a Ibai Gómez. Uno fue para adentro y el otro lo salvó el pobre Diego López, que incluso le culparán de haber perdido la imbatibilidad. Sergio Ramos fue un espectáculo penoso. Espero que algún día detenga su soberbia, su banal mediocridad cuando cree que es un dios mitológico. Me da pena.

En cuanto a Ronaldo… Pues sigue de vacaciones. No hizo absolutamente nada, salvo darle el pase de gol a Jesé, al que los palmeros alzarán como un héroe, cuando sólo fue como un soldado en la banda. No dio ni una. Fue una máquina de perder balones. Ronaldo picó de ira con Gurpegui y su expulsión fue más que justa. No se puede responder a las provocaciones.

En fin, ya escribimos que al primer envite con un equipo más o menos con fortaleza futbolística este Real Madrid del 'tándem' nefasto Ancelotti-Zidane retrocedería a los tiempos pésimos de hace más de un lustro, cuando siempre era una caricatura en San Mamés. Regreso al pasado de Schuster, del ingeniero Pellegrini. Tiempos confusos y difusos. ¿Cómo podrá este equipo con el león Simeone?

0
0

POSTS RELACIONADOS