RODRYGO ES LA PERLA BLANCA

0
REAL MADRID 6 0 GALATASARAY

RODRYGO ES LA PERLA BLANCA

El Galatasaray era como un “döner kebap”, que giraba y giraba torpemente sobre sí mismo. Cuando al Madrid le entraba el apetito utilizaba el cuchillo con una facilidad pasmosa. Grandes rodajas, grandes goles. Desde tiempos inmemorables no se había visto a un equipo europeo tan hermano de la mediocridad. Hasta el punto que me pongo de acuerdo si este equipo turco es mejor o peor que el Leganés, que fue de la últimas verbena ante la clientela blanca.

Es tanto el grito de esperanza en la grada madridista que ya oí a algunos decir que Rodrygo es el “nuevo Pelé” del Madrid. Ya se han olvidado del devaluado Vinicius. La afición necesita un “mesías”, otro Ansu Fati, un fenómeno para poder disfrutar, por fin, tras año y medio de caótico sufrimiento. Y el madridista no tiene vocación de mártir.

Rodrygo tiene la astucia del gol. Es algo que no se aprende. Se tiene o no se tiene. Es la más difícil especialidad del fútbol y el “menininho” es ya un especialista. Se le nota. Le falta peso, potencia y mejor desborde, pero sabe merodear por los lugares mágicos del área y olfatear la estocada final. Así que no creo que llegue a ser Pelé, pero por fin parece que empieza a funcionar la última política de la Casa Blanca de desarrollar jóvenes con aspiración a “galáctico”, aunque ya ni siquiera sean baratos.
El otro “galático” de la cantera es Valverde. El nuevo “todo terreno” de Zidane, que ha dejado al último ganador del “balón de oro” en la suplencia. Parece algo surrealista, pero el Madrid es eso y más. Valverde es rápido, no se cansa, pero conduce demasiado el balón.

RODRYGO ES LA PERLA BLANCAPero no puede ser que todas sean “delicias turcas”. La mala noticia de la enésima lesión de Marcelo. Aunque hay algo más preocupante. El fenómeno belga de los cien millones y 30 años no aparece como un ídolo. Hazard sigue sin meter un gol. Le falta esa chispa final, ese soltura para poder pretender ser el prodigio del Real Madrid.

He hablado poco del partido por la sencilla razón de que no hubo partido. Se llegó al minuto once y el Galatasaray perdía por tres a cero. Pero lo peor es que parecía un muñeco, un polichinela, un saco de boxeo. No hacía ninguna presión. Si tenía el balón era retorcido e inconexo . Meter un gol era un imposible. Es un equipo repleto de desheredados deLiga superiores. Jugadores que han llegado al equipo turco como auténticas gangas . Y jugadores de “outlet” ya no existen.

El que más pena me da es su eterno técnico Fatih Terim, cansado, absolutamente incapaz de resucitar a este equipo que lleva ya once partidos sin ganar. Parece que se ha rendido en su propia depresión. Hace 19 años ganó la difunta Copa de la Uefa, ahora ni maneja uno de los equipos vulgares de esta Champion.
Por eso, a pesar de ese estúpido mercurio de opinión en los caciques blancos , espero que no crean que el Madrid ha despegado como “ave fénix”. Me temo que no y serías una convicción excesivamente peligrosa, aunque ya tengan el “nuevo Pelé”.

21
1

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.