RONALDO, EL CLINT EASTWOOD DEL GOL

Anuncios
EIBAR 1 2 REAL MADRID

RONALDO, EL CLINT EASTWOOD DEL GOL

Justo cuando el Madrid se dejaba llevar por su pertinaz languidez, tantas veces sufrida en la Liga como si  le fuera un torneo hostil, apareció el titán de Madeira. Una cabezazo, un bocado de una muesca  hambrienta, cambió el deprimente hastío blanco cuando no juega en la Champion.

Jamás pudo tener mejores posibilidades el Eibar para poder con un Madrid con jugadores cansados, como Marcelo, Casemiro, Ramos e Isco, aunque a este parece que siempre le ha picado la mosca “tse-tse”, siempre tan dormitado, tan aplicado en el pase al contrario o hacia atrás, como si su misión fuera la de dormir a todo el equipo. Hay que decir que Casemiro también le ayuda mucho.

Fue Modric el sustento del blanco en Eibar. En el centro del campo y en la relación con el gol, con sus bellísimo pase a Ronaldo en el primer tanto. Hasta que llegó extenuado en la segunda fase, muy a menudo procuró ser el cerebro nervioso de un equipo que parece no adaptarse al sufrimiento de la Liga.

RONALDO, EL CLINT EASTWOOD DEL GOL

Bale es ahora el perfecto “tonto útil” en el “realísimo”. Lo mismo tiene que jugar de “palanganero” de Ronaldo o apechugar  prácticamente de defensa izquierdo. Su falta de carácter y de adaptación a este equipo le hace parecer a un inglés en Cádiz, en plena purga. Encima es al único “tonto” que le sacan tarjeta.

Pero al titán, al dios blanco, a ese Saturno que devora a los “hijos del gol” que es Ronaldo, cualquier estrella o enorme jugador que le pongan al lado, lo fagocitará, lo ninguneará, le convertirá en un liliputiense ante un coloso. Por eso, cada vez que escucho esas “voces” pidiendo a Neymar, me echo a reír. ¿Quien puede creer que Ronaldo pueda soportar a Neymar?. Además, de pensar como pienso que no es un jugador tan letal como se dice. El brasileño siempre pediría volver al Barça para poder ser él mismo y ganar todavía más dinero para su “papá”. A pesar de que se fue de la Ciudad Condal, porque no soportaba la estrellísima  Messi. Algo insoportable.

Así hasta que Ronaldo deje de crujir las entrañas del gol, el Real Madrid estará obligado a jugar sólo al frente de la marea de la “ronaldomanía”. Sin perdón, sin piedad. A veces, Ronaldo me recuerda aquel Clint Eastwood de Almería, con Sergio Leone, que sólo como único pistolero podía acabar con todos. Insuperable.

3
0

POSTS RELACIONADOS

Los comentarios están cerrados.