RONALDO, EL GALLO SIN CRESTA

Anuncios

Otro lamentable partido de esta Eurocopa, con una segunda fase soporífera, con dos equipos con más miedo que vergüenza. Ni siquiera tenía valor que Lewandowski y Ronaldo estuvieran en el terreno de juego. Ambos, pese al gol del polaco, realizaron un partido dantesco, sin imaginación, sin brillantez, como dos diamantes sin luz. 

Sobre todo, el Cristiano del 'gallo de Barcelos', que se empeñaba en 'tirar al aire'. Recuerdo que uno de mis redactores jefe en MARCA, en los tiempos heroicos, me decía que no pegase 'tiros al aire' con noticias inútiles. La notica de que Ronaldo está más gastado que el colt de John Wayne es una prueba del 'tiro al aire'. Verle pegar zapatazos al aire de Marsella o llegar tarde a una jugada de gol me recordaba a un diablo disfrazado. Lamentable, patético, el 'niño' de Madeira. Como en toda esta Eurocopa.

Cristiano, eufórico junto a Pepe tras el triunfo en Marsella. (Foto: Afp)

Pero ahí tienes a este gallo portugués que no canta. Va a ser verdad que el mediocre Fernando Santos colocará a su equipo en la final, sin ganar un solo partido, a base de empates y goles en la prórroga o penaltis.

Polonia no es un equipo aspirante nunca a nada. Y menos con un Lewandowski que se ha quedado seco ante las exigencias de Guardiola. Lo miserable es el tacticismo de Santos, que presume de llegar a la semifinal tan sólo con empates, prórrogas o penaltis ante enemigos de segunda división europea. 

Portugal no juega como debería con futbolistas como Pepe -estuvo inmenso-, Eliseu, William Carvalho– que me gusta mucho- Moutinho, Quaresma y, sobre todo, Renato Sanches, la nueva perla del Bayern de Ancelotti. La nueva estrella es inconmensurable como media punta, por el centro. Justo donde metió el decisivo gol del empate. Pues bien, Santos los martirizó por el lado derecho en el primer periodo y por la izquierda en el segundo, como si quisiera anularlo. No he visto un técnico tan mezquino y torpe en toda la historia lusa, pero ahí está Santos, porque traga con Cristiano.

Claro que me reprocharán que no recuerde a España, tras comprobar  cómo ha llegado Portugal a las semifinales y que sólo le queda un paso pequeño para llegar a la final, por el mismo  cuadro que tenía la selección española. Pero pregunten al 'marqués', que parece que ya abandona un período de tanto brillo a de una selección invencible, convertida en estos últimos años, en un cementerio de jugadores fallidos. Claro que la alternativa del despótico, irritante y efervescente Joaquín Caparrós todavía es mucho peor. El fútbol español baja hasta las catacumbas con el 'amigo' de su mano derecha, delegado de campo, el impresentable, tramposo deportivo y absoluto 'friki de chiringuito', llamado Cristóbal. Caparrós, el amigo de Cristóbal. Otro favor más del dictador Villar.

0
0

POSTS RELACIONADOS