REAL MADRID 0 1 REAL BETIS

Dicen que la enorme frase de “Viva er Beti Manque pierda”  viene de un himno del año 1954, cuando los béticos lograron el ascenso a Segunda División, en plena euforia por una victoria mítica en Tetuán, cuando el Español de Tetuán era todavía un club español. Es curioso que la Peña Puerta de la Carne  pueda vitorear el himno tras una victoria épica en el Bernabeú. Algo  que no sucedía desde hace veinte años.

Es el equipo que mejor he visto preparado,física, técnica y estratégicamente de Quique Setién, que cree en el fútbol más que una religión monoteísta. Sus creencias le impiden en ocasiones  ser un técnico pragmático. Aguantarle a Ronaldo, Ramos y Bale, sin encajar un tanto, es bastante difícil.

Aunque inequívocamente el arranque folklórico de Zidane de esta temporada no es precisamente un trote imperial, de un técnico que se ha endiosado previamente por una prensa genuflexa, de mercurio malo, que sube y baja como un termómetro barato. Unos mandarines que por el partido del oro día del gol y medio de Borja Mayoral se le encumbra como la nueva perla de la afición. Por favor, más respeto a la tremenda realidad del fútbol. Por no hablar de los “dos balones de oro”, Isco y Asensio, que son máquinas de fútbol de salón, de fútbol sala, sin potencia ni velocidad.

Zz Top ha tenido el engreimiento de querer cambiar la faz de la personalidad madridista, cercana a unos parámetros más cercanos, a las creencia de nuestro inefable Pepe Guardiola. Es decir, mucho toque-toque, pero con una velocidad de balón asombrosamente de velocidad de caracol y un juego en estático lamentable, con Ronaldo sin forma ni tino y un Bale tan sólo encargado de servir al “señorito de Madeira”, en clara subordinación de liderato.

Zidane,  ya lo decíamos semana tras semana, ha capado el contragolpe del Madrid. Lo ha sentenciado con un juego de mucho floritura de salón. Su equipo ya no sabe jugar en largo. Sólo cuando defiende fuera de casa. Encima agravado por darle mucho protagonismo a los dos laterales, como amos de la bandas, con lo que consigue un atasco de jugadores en el centro de la delantera, en la mayoría de las ocasiones jugando de espaldas al gol. Bueno, no quiero repetirme. Zidane es tan bueno como Del Bosque, pero muy lejos de ser un técnico que vaya por delante en la estrategia.

¿Pierde la Liga el Madrid?. Siete puntos es una distancia sideral para un Barcelona que parece más santo con su “Messimagia”, aunque la soberbia y estúpida astucia de Bartomeu puede ayudarle al Madrid  y empaquetar al Barça a jugar con el Mollerusa, el Mataró y el Español, en su futura gran Liga catalana. Se ha metido una pistola en la boca y juega como Robert de Niro en “el Cazador”. A la ruleta rusa. Porque inmediatamente el Barça se ha puesto independista. Imagínense como les recibirán en Sevilla, Málaga , Madrid, Valencia o Leganés. Pero, claro, también tendrá ventajas de ser recibido como un rey en Gerona. No todo van a ser problemas de empatía.

Mateo Lahoz es un personaje detestable como árbitro. Con un egocentrismo enfermizo, pero sólo capaz de robarle tres penales al Madrdid, porque está en Madrid y puede ser valiente, con un colegio de árbitros pesebril con el contubernio de la Federación.

En serio es surrealista el mundo actual del fútbol español. Tan esperpéntico como que Villar ni con tribunales de por medio  todavía haya dimitido. Tiene en Las Rozas un “valido”. Mientras, Gaspart, que es quien maneja los hilos arbitrales del ensamblaje del Barça en la Liga española, mientras permanezca en ella, pide y casi exige al gobierno la “liberación” del “estafador” Villar, como un” rey mono” en una dictadura bananera.   

13
5

About the Author

Por Julián Ruiz en Sep 20, 2017

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.