MARCELINO, PAN Y VINO

No me creo a Mandzukic. Sobre todo, en jugadas decisivas en el área. Pero puede que la decisión del irregular y falto de personalidad Pérez Montero haya querido premiar los lloros del técnico del Villarreal. Un Marcelino de pan y vino, que por fin ha obrado el “milagro” de que el Manzanares ya no sea […]