El título es de Florentino Pérez. Al César lo que es del César. Fue quien apostó, se empeñó e incluso hizo el mayor envite de su vida como dirigente para creer en Gareth Bale. Para mí, como he escrito en varias ocasiones, el mejor jugador del mundo. Pérez ha tenido que soportar majaderías una detrás de otra, críticas interesadas e incluso falacias de estúpidos que decían que Bale no sabe jugar al fútbol. Pues si no sabe jugar al fútbol, lo disimula muchísimo. Vivimos en una país de cada día mas adheridos a la estupidez.

Gareth Bale, en el 2-1. | Reuters

Fíjense en la diferencia con Neymar. El brasileño falló un gol hecho con la promiscuidad de un juego coral barcelonista. Falló, pero con todo el peso de la fuerza del fútbol. Pero es posible que los mismos de siempre lo atribuyan al talismán de Casillas. Lo de siempre. Es paranoico lo que se siente a veces por Casillas. Fue un fallo de Neymar y punto. Casillas no hizo absolutamente nada.

El tándem, que me sorprendió con un inteligente 4-4-2 para tapar las salidas de Alves y Alba, pasó luego a ser un esperpento, un equipo flojo y absurdo a la italiana. Ancelotti no tiene personalidad para otra cosa. El Barcelona mereció mejor resultado. No lo consiguió, porque Messi ya no existe. Y Neymar es Neymar. El gran fracaso de una directiva, al parecer, muy corrupta. Este segundo título perdido en el Barcelona significa la muerte de una etapa gloriosa, que no merecería semejante final de un ocaso de los dioses. Con ese esperpento que es el Tata y toda su filosofía parda.

El fútbol es un juego coral y siempre se diré que es el equipo, el conjunto, quien ganó el título. Mentira, y gorda. Se demostró en el Madrid que Isco no es un jugador estrella. Y menos tan lejos del área. No da la talla. Ni siquiera física. Di María es algo intermitente. Bueno, y Benzema es para algo como los leones. Siempre se lo comen.

El Madrid debería pisar por este título donde pisa Pérez. Algunos llamaban la aparición del príncipe de Gales en esta final. Pero no, este es The King of Bale. Maravilloso. Y no es la primera vez que mete un gol él solo, arrancando desde su propio campo. Increíble Bale. Fue el autentico Rey de la Copa.

Entradas relacionadas:

0
0
No hay etiquetas en este post.

About the Author

Por Julián Ruiz en Abr 17, 2014

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario