UN ATLETI FELLINESCO

Anuncios
ROMA 0 0 ATLETICO DE MADRID

Sinceramente, el Atlético se paseó por Via Veneto como Mastroianni en la película de Fellini. Pero nadie se tiró a la fontana de Trevi, en busca de Anita o el gol. Fellinesco fue el final con Saul con ese paraíso perdido de la victoria rojiblanca, aunque fuera  la indiscutible estrella de los rojiblancos.

El Atlético no pudo  solucionar un lance que  debió haber superado por dos o tres goles. Como mínimo. Ante una Roma que es bastante peor que la del Spalletti que hizo gestos más europeos. Monchi no puede beber agua del Tíber. Además, supongo que echa muy de menos su Sevilla, cuna de su alumbramiento como cazador de jugadores.

En realidad, como al otro equipo hegemónico de Madrid, el Real de las entretelas, el grave problema  rojiblanco se sustantiva en el pan del gol. No hay gol, no hay éxitos. Se ha debatido mucho sobre el sistema sanitario y defensivo de Simeone. Es cierto que posee un sedimento de equipo de contragolpe y la Roma fue como su doble ante el espejo, con su juego ramplón y defensivo. Pero es que ni Correa ni Carrasco ni Griezzman -por cierto con más centenares de gramos  de más- y mucho menos el apéndice de Vietto tienen el divino tesoro del gol.

Simeone puede protestar con razón. Se les van todos los grandes rematadores. Los “kamikazes” del área. Más bien se los venden los Gil, porque no hay dinero para pagar a hacienda. Pero el caso es que la dicotomía en el actual Atlético es saber si Diego Costa acabará en con la camiseta del “cholismo” o será pasto definitivo del Lagarto, su tierra. Es el epicentro de solucionar muchos problemas en la temporada en  un equipo que se ha hecho chino y cuatrocaminero a la vez, dado el estúpido nombre de Wanda-Metropolitano del nuevo estadio.

Hay otros problemas por resolver para Simeone. Muy importante Godin. Ya no remata ni en córners. Y lo peor, el sucesor del rey Gaby, el “alter ego” como rectoría de su táctica. Me encanta Thomas, pero no es el tipo de jugador fortificado y rompedor que Simeone desea. Saben en las viejas oficinas del Manzanares que el problema cuando puedan fichar será escoger un medio centro y un goleador. Como el santo maná de La Peineta.

Conformarse con un empate ante la Roma me parece un logro rácano. No se puede conformarse un equipo,   como aquel turista japonés que cae fulminado al suelo al observar la belleza de Roma desde una de sus colinas, en la gran película de Torrentino. 

2
0

POSTS RELACIONADOS