UN ATLETICO CASTIGADO POR EL GOL

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

BARCELONA 0 0ATLETICO DE MADRID

UN ATLETICO CASTIGADO POR EL GOLMe recordó el Atleti aquel pescador que continuamente pesca el pez y, en el último momento, se le escapa la pieza. Una vez , porque el pez elude el cebo , también porque se le escapa cuando está pescado en la misma red , y finalmente, teniéndolo en los manos , se les escapa definitivamente .
El pescador no supo finalmente poder pescar al Barça. Acabó sin dos puntos decisivos , en que hubiera ganado el Campeonato de la pesca del fútbol. Lo mereció sobradamente , ante un Barcelona en posición depresivo, guiado por un Koeman que poco a poco , dispara con tiros al aire, porque al técnico holandés le gusta más la caza que la pesca.
Cien veces leyó mejor el partido Simeone . Sólo había que ver los últimos partidos del Barcelona del rey Messi , para saber que con una presión en la salida lenta , permisiva del Barcelona , el Atlético podía dominar, jugar y pescar.
La pena es que como pecado mortal , el Atleti peca y peca delante de la portería. Diría que se vio maravilloso partido de Carrasco. Que sería de este jugador si tuviera la naturaleza del gol. Suarez , en cambio, demuestra que la edad es un castigo. Ni siquiera intentó el disparo imprevisto. Correa trabajó más para el equipo que de cara al gol. Y el que hace goles en el Atletico , Marcos Llorente ha traspasado la barrera del cansancio. Ya parece ese conejo de la publicidad , que apenas toca el tambor y si se mueve, es con movimientos lentos y perezosos, sin batería.
En cuanto al Barça, Koeman , que era muy bueno a balón parado, sigue con esa táctica. Incluso se negó a regar del campo para tratar de cuestionar la velocidad del Atlético. El Barça fue un equipo parsimonioso, aburrido, que encima todavía empeoró al perder a Busquets, que es la gran referencia táctica del equipo.
Se dice que en la grada se ve mucho mejor el juego que en el banquillo. Parece increíble que con tanta lentitud , con su equipo no podía hacer ni un puñetero contragolpe no sacaba a Dembelé , fiado como los años de oro y platino , en ese arranque mortal del viejo Messi. Pero Messi ya no es ni siquiera el del año pasado.
Con la semejante actuación del mediocre Griezman, Koeman tardó más de 50 minutos en lanzar en velocidad a Dembelé , que hubiera al menos solucionado la dependencia del astro argentino.
Aferrado a esa táctica de tres defensas, que asegura que le ha salido bien , lo cierto es que Koeman ha desnaturalizado a un equipo que siempre ofrecía mejores respuestas con el histórico “cuatro- tres- tres” .
Para el Atleti es sólo un resultado de consolación. A punto estuvo de clavar el título en el corazón del Barcelona, pero la estaca sólo hirió a uno de los peores equipos que he visto en los últimos años.

2
0

Los comentarios están cerrados.