UN SOSPECHOSO TáNDEM ITALO-FRANCéS

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

Creo que Luis Enrique confunde el soñar con la realidad. Soñó con un gran Celta y lo vivió en parte, en Chamartín, durante más de una hora de partido. Pero vivir soñando constantemente como este Celta es como no existir; es ir hacia el infierno.

Luis Enrique, al fin y al cabo, le dio un repaso táctico a Ancelotti de esos que se reproducen en las escuelas de fútbol. Por posición, por racionalidad con los espacios y siempre con peores jugadores y sin un delantero que resultara decisivo. Hasta cuatro ocasiones tuvo el Celta para finiquitar al Madrid. La más importante, en los primeros minutos, pero siempre se dirá que lo falló Charles y nunca que Diego López la salvó. Es ridícula la propaganda 'antilopecista' y la enfermedad patética 'pro-Casillas'. Como siempre.

 

Para seguir leyendo, hazte Suscriptor

Date de alta ahora y disfruta de todos los artículos en exclusiva de El Cortador del Césped.

UN SOSPECHOSO TáNDEM ITALO-FRANCéS
¿Ya eres Suscriptor? Iniciar sesión .

 

0
0

Los comentarios están cerrados.