VALVERDE, CON LA SOGA AL CUELLO

0

BARCELONA 0 0 SLAVIA DE PRAGA

VALVERDE, CON LA SOGA AL CUELLO

No se produjo ningún milagro de Messi. Así que  Barcelona entró en un depresión profunda de juego, en estado anímico catastrófico. Un Barcelona que juega con una lentitud hipotecada pasmoosa y ante un heroico Slavia, que  no pudo llegar más que al empate y…  a duras penas. Y eso que el equipo checo corre mucho,  está en todos partes, pero no mete un gol ni al  mismísimo infierno.

Valverde esta al borde del precipicio y ya se oyen voces de que Griezmann es un gafe para el Barcelona. Pero sobre todo, es que Messi sin Súarez como referente entra en un mar de dudas permanentemente. No le gusta Griezmann. No hacen ni un sólo jugada de gol y creo que Messi le echa muchas de las culpas de la devaluación ofensiva del equipo.  Como un cacique no le han traído a Neymar y eso le provoca aún más ira.  Porque Dembelé es un autista futbolístico, que juega a su manera. Mientras que Ansu Fati ha sido como la luz de un cometa. Un brillo que ha desaparecido como por arte de magia.

Se piensa que Griezmann es el que ha destruido un brillante sistema atacante barcelonista. No se entiende con Messi, pero tampoco con Jordi Alba, al que estorba si el francés parte del lado izquierda o aparca allí su mal fario. Es como si a Messi su lámpara maravillosa no le funcionara. Quizá ya no la frota con la intensidad de antaño. Hay que reconocer que todavía es un fenómeno, pero ha entrado en recesión: la ley implacable de los años. Como si le apagara la “vía lactea” de la potencia azulgrana.

VALVERDE, CON LA SOGA AL CUELLO

Es sorprendente, perplejo, el sistema táctico que despliega el Slavia. Estratégicamente es el equipo con mejor disposición posicional  de Europa. Es capaz de jugar con siete defensas y seis atacante a la vez. Pero la  tragedia  es para el misterioso técnico, Trpsövosky que Masopust -nada  que ver con aquel maravilloso goleador checo- sea como un ariete con el menor sentido oportunista del gol. Ya le pasó al Slavia en Praga y le ha vuelto a pasar en Baarcelona. Con un poco de gol, el Slavia estaría en octavos de final.

Se dice que Valverde está ya con la soga al cuello. Un traspié con el Borussia de Dortmund y se puede volver a Grecia, donde triunfó. Lo cierto es que el técnico tiene el “sindrome” de un  técnico desprestigiado por  sus propias dudas. No tiene ninguna imaginación para salvar la situación actual.

Tiene a Piqué en la Davis,  que además  ha coleccionado 12 tarjetas en estos últimos partidos. El galimatías de no  poder ensamblar  a Busquets y De John juntos . Por si fuera poco, no cuenta con Rakitic y  Vidal es  como el “principe de las tinieblas” .

Mala cama tiene Valverde con la concepción de un equipo sin cabeza ni tono. Encima , una sectaria directiva , con su comunicado defendiendo a los golpistas políticos, ha desenchufado a más de media España de un equipo que era la veneración en la piel de toro.

12
1

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.