Mick Jagger dijo anoche en Roma, en el concierto de los Rolling Stones en el Circo Máximo, que Italia va a ser el campeona del mundo en Brasil. No me puedo imaginar que dirá de España en el Bernabéu. A lo mejor, hasta pide perdón. Pero se ha metido en un puñetero lío, porque el sábado los Stones estarán en Bruselas, con Bélgica con seis puntos.

Pero lo que dice Jagger tiene mucho que ver con este horroroso Mundial, una constante ceremonia de la confusión. El peor que he sufrido de toda mi vida. Un Mundial que empezó con la corrupción de la FIFA al admitir la candidatura de Brasil, que se sabía putrefacta, repleta de golferías capitalistas, que han desembocado en las protestas callejeras brasileñas, el miedo a un caos en los propios estadios, que estaban encima sin terminar. Luego, el horroroso calor y humedad en la mayoría de los escenarios. Imposible jugar al fútbol para las mejores selecciones. España, Inglaterra, Portugal etc..  están ya fuera con sólo dos partidos. Es un ejemplo grotesco.

Por ejemplo, casi gana Estados Unidos, con un liga de risa. Como la de Costa Rica, la de Irán , la de Ghana, la de tantos mindundis con selecciones que corren más, porque están menos cansados o están acostumbradas a estas situaciones meteorológicas. El caso de Portugal es típico de lo que le ocurrió a Alemania el otro día o el horror de Bélgica. Es el suplicio de un Mundial que está adulterado, absolutamente tramposo por la corrupción de la FIFA. No me extraña que Van Gaal haya denunciando un Mundial que es una mierda, hablando a la primera.

Este calor, esta humedad, está adulterando toda la competición, con la complicidad de árbitros al servicio del poder más corrupto, donde los  dirigentes sólo reciben el dinero de capitalistas brasileños desaprensivos o jeques de dinero como de los países árabes. Havelange, su heredero Blatter y Grandona son insoportables para la naturaleza de la limpieza de este deporte capital. Es el nuevo fútbol del Tercer Mundo, pero con dinero, con corrupción

Patético Ronaldo. Que deje ya de jugar con su propia carrera. Es incomprensible su comportamiento. Portugal es diez veces mejor que Estados Unidos, pero nunca en Manaos, donde Ronaldo me parecía aquel loco llamado Fitzcarraldo, que quería construir un ópera en Manaos, a través de la selva del Amazonas. Mick Jagger era el protagonista del film de Warner Herzog, pero a mitad del rodaje lo dejó, harto de calor, de humedad y mosquitos. Una locura este Manaos. Una locura este Mundial, absolutamente falseado, como una ópera bufa.

0
0
No hay etiquetas en este post.

About the Author

Por Julián Ruiz en Jun 23, 2014

Julian Ruiz, periodista deportivo, ingeniero musical y productor de discos. Como periodista trabajó durante más de 11 años en el diario Marca. Actualmente es colaborador habitual del periódico El Mundo.

No hay comentarios

Deja un comentario