ZIDANE AL DESNUDO

REAL BETIS 2 1 REAL MADRID

ZIDANE AL DESNUDONo se me ocurre ningún otro improperio para acusar a Zidane de ser el verdugo del Real Madrid. Rifa los números de los jugadores en la alineaciones como si jugara al bingo. No tiene estilo de juego ni sistema ni sentido común para conllevar con estrategia a un equipo de buenos jugadores. Es el único culpable de que todos parezcan peores jugadores.

El Betis, que llevaba cinco partidos sin ganar un sólo punto, parecía un equipo líder de la Liga y el Madrid una especie de remedo futbolístico, como si tratara de eludir el descenso.

Esa sensación la tuvimos en casi todo el primer tiempo. Aunque la ceremonia de la confusión en el desorden Zidane lo camufló un irónico penalti, gracia a “mr. Magoo”, el inefable sentido cómico de Vinicious, que volvió a centrar o a chutar – no lo sé-, pero otra ve dio en un contrario y cayó en un “totum revolutum”, que acabó en un penal y en ese segundo gol de Benzema, en todo lo que llevamos de año. Al Madrid le empezaron a sonar en los oídos la “patética”, la maravillosa sexta sinfonía de Chaikovski mi músico favorito de los melodramas.

En la segunda parte, más de lo mismo. Incluso el Madrid se moría en la melancolía con los nefastos partidos de Militao, Lucas Vázquez, Modric, Kroos, Vinicius y, sobre todo el de Benzema “monsieur rien”, que en un momento de escatología suprema, casi le dio el pase de gol al rápido Tello, que es un jugador que ha sido siempre desconsiderado con su porvenir.

ZIDANE AL DESNUDOSinceramente, pienso que son culpables en grado sumo los lacayos de la Casa Blanca, que proclaman a un Madrid imperial cuando ganan al mediocre Barça, que proclaman a Vinicius como el nuevo Pelé -se lo he leído a un sujeto- o que Zidane siempre tiene los resortes tácticos y técnicos para poder ganar los doce partidos que le quedaban a la Liga.

Como se sentiría el franchute técnico que no le quedó más remedio que lanzar hacia el gol a un jugador como Mariano, con el que vomita cuando lo pone, como a Bale. Pero era como un grito de dolor, un sañoso “quejío” de su ineptitud, que acabó con tres delanteros centros, delatando su absoluto desconocimiento de las sustanciales maniobras del fútbol.

Es probable que desertar de Valverde, de condicionar un absoluto fraude en el centro del campo, perennemente en el partido, era gesto de soberbia y un zarandeo a la directiva de Florentino Pérez.

Por su agente se ha enterado, que como Florentino piensa en la catástrofe, ya ha iniciado conversaciones con Pochettino, el técnico que desde hace tres años lo tiene en su cabeza. A Florentino ya no le gusta Zidane y no se olvida de su traición, cuando le presentó su dimisión.

En su megalomanía , ZZ Top puso en circulación a su agente, el “monsieurAlain Migliaccio a dispersar la noticia en los medios francés, italianos e ingleses que Zidane tenía encima de la mesa una oferta de ocho millones de su viejo equipo, la Juve, en pleno coronavirus.

Denunciar simplemente las torpezas de Zidane sólo me han llevado a la hipocondría y a mil acusaciones de enfermedad con Zidane o anti-madridismo. Bueno, sugiero que todos tenemos que reflexionar, porque el Madrid actual, el de Zidane, es un simple disparate.

35
3

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

Los comentarios están cerrados.