ZIDANE Y SU PLEBISCITO

GALASATERAI 0 1 REAL MADRID

ZIDANE Y SU PLEBISCITOEl Real Madrid dio un magnífico ejemplo de cómo subsistir, a pesar de todas su anomalías. Su partido fue como un reglamento de subsistencia  y una definición de  aquello que se quiere perseguir. Como la  piedra filosofal que convierte miseria en subsistencia.

Lo más esperpéntico es que en  un partido notable del Real Madrid se convirtiera en un melodrama final de pedir hasta la hora, cuando los turcos daban la impresión que, no en noventa minutos, ni en noventa días  podrían hacer un gol a Courtois, que se frotó las manos ante tal despropósito del inútil del pelo rosa como Bebe, por no hablar de Andone y Belhanda, que no anda ni para adelante ni para atrás. 

ZIDANE Y SU PLEBISCITO

Pero, ¿por qué ese terrible agonía final  madridista?. Siempre es el pecado capital de la falta de gol, de un goleador. Benzema será un fenómeno para los gurús del fútbol, pero no metió ni una de las cuatro ocasiones mollares que  de las que disfrutó. Por no hablar de Hazard, que es un sombra muy pálida de lo que fue, además que no es un jugador de gol, como decía Mourinho. Al final, ¿quien resolvió subsistencia?: Kroos y…  con la ayuda de un defensor.

Hubo quizá mucha implicación de los jugadores, porque Zidane se refugio en las “faldas” del capitán Ramos para salvar su posible abrupta salida. Los jugadores obedecieron al capitán, como filas muy prietas. Pero uno se fija en que el Madrid es un disparate táctico de como se rompe o le crean ocasiones. A los diez minutos de juego, el Galatasaray desperdició dos ocasiones, que desbarató Courtois como para decirle a Ramos que cuenta con él.  Y que no diga que Zidane se quiera quedar para siempre, en modo hipócrita, porque ni hace año y medio se despidió a la francesa.

Es Ramos el único que manda en  este Madrid agónico. Puede ser que consternado ante la posible llegada de Mourinho. Pero no crean los madridistas que todo está solucionado por un victoria pírrica en Estambul, ante el equipo que va quinto en la Liga turca(?). Desde luego peor equipo que el Villareal, la Real Sociedad y todos los demás.

Hay buenas noticias con Valverde, con Rodrigo, aunque pienso que le cuesta el gol, en el mismo grado que a Hazard. Fueron los dos jugadores que más brillaron en un Madrid, con jugadores francamente sobresalientes, que se arrastran tácticamente ante la contingencia de que no saber como dirimir un sistema, un manual táctico posicional que les de brillo y esplendor ante equipos que no les llegan ni a las botas.

Menos mal que el Paris St. Germain también ha ayudado a que el Madrid no pierda la posibilidad de quedar segundo, como si fuera una proeza. Lo peor llega en casa, porque juega dos partidos en Chamartín, que se patéticamente ha convertido en una emboscada permanente. Aún así: enhorabuena. El Madrid sabe como subsistir en la Champion. Al fin al cabo, hizo un pacto diabólico con ella.

22
2

Consigue notificaciones en tiempo real de las últimas publicaciones. ¡Suscríbete!

También podría interesarte

Los comentarios están cerrados.